Blogia
MarchahaciaBruselas

Llegamos a Orleans (ETAPA DEL 13-09-10)

Llegamos a Orleans (ETAPA DEL 13-09-10)

Treinta días de caminata ininterrumpida. Más de mil kilómetros andando por las carreteras de España y Francia. La marcha a Bruselas comienza su andadura por las regiones galas del norte  y arriba a la histórica ciudad de Orleans.
Un importante contingente de activistas franceses aguarda la llegada de los marchistas, en el maravilloso Pont Royal, sobre el Loira, a un costado de la catedral gótica de La Croix.
En Francia ya comienzan a prepararse las nuevas jornadas de lucha, convocadas por los sindicatos, contra la reforma laboral y social de Sarkozy. El éxito de la huelga general convocada el pasado 7 de septiembre ha obligado al presidente a maquillar su programa de reformas para intentar contentar a los sindicatos. Pero las organizaciones sociales no han aceptado estos cambios simbólicos y continúan su lucha durante la tramitación parlamentaria de los proyectos de reforma de las pensiones, etc.
A Francia ha llegado el eco de la inconformidad social por las reformas laborales aprobadas en el parlamento español. También aquí han llegado las noticias sobre el grupo de marchistas españoles que cruzan el país en dirección a Bélgica. La cobertura que prestan a la iniciativa medios locales ha facilitado que bastantes franceses sepan de su razón de ser y de sus objetivos.
La Marcha, tras sufrir numerosas bajas, recibe a nuevos voluntarios que ya permanecerán en la ruta hasta la llegada a Bruselas. El objetivo de la protesta cada día está más cerca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Stéphane -

Un saludo muy especial a los amigos españoles que llegaron a Orleans hoy. Ha sido un gran placer de acogerlos y compartir con ellos un gran momento de fraternidad y de amistad.
Que se cuiden mucho en lo que los queda de viaje, y transmiten a toda Europa en Bruselas las quejas y la cólera de todo el pueblo europeo, unido en la lucha contra el capitalismo.
Ojalá nos volvamos a ver, en Zaragoza o en otra parte del planeta, y podamos pasar un tiempo tan agradable con vosotros.
Stéphane
(Uno de los que hablaba cristiano en Orléans)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres