Blogia
MarchahaciaBruselas

DUODÉCIMA ETAPA (Un largo y tórrido verano)

DUODÉCIMA ETAPA (Un largo y tórrido verano)

El largo y cálido verano francés cada vez se parece más al que estos días se sufre en España. Inusuales temperaturas de hasta 35 grados acompañan a la “serpiente naranja” durante su recorrido por el Midi. La Marcha hace su entrada en Toulouse pisando el ardiente asfalto de su perifería.


Alejados de nuestro país por un recorrido de más de 450 kilómetros, no por eso dejamos de estar pendientes de las noticias que nos llegan de España a través de radio Internacional. Así conocemos que en el Senado han empezado las deliberaciones sobre la reforma laboral. Escuchamos a nuestros ministros amagando una vez más con nuevos proyectos que afectarán al calculo de las pensiones, los días que los parados podrán estar sin perder sus prestaciones en caso de negarse a acudir a cursos de formación o la nueva vuelta de tuerca que se les va a dar a los salarios de los funcionarios.
Hay que buscar una “cabeza de turco” que presentar a la opinión pública y nadie mejor que “esa casta de privilegiados”.


Mientras en Francia, los trabajadores vueltos ya de sus vacaciones (aquellos que pudieron disfrutarlas), se rearman contra las políticas neoliberales y xenófobas del señor Sarkozy. Aquí no existe la apatía que aun reina en nuestro país, los trabajadores franceses defienden sus derechos y a las primeras de cambio le convocan una manifestación general en toda Francia al Presidente.


Las expulsiones de rumanos y búlgaros de ascendencia gitana, ciudadanos de esta maniquea Unión Europea, solo levantan ampollas en tierra francesa. Mientras, nuestro país sigue sesteando bajo un calor infernal y esperando que llegue septiembre y las anunciadas reformas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres