Blogia
MarchahaciaBruselas

Camino de Huesca ( Segunda etapa)

Camino de Huesca ( Segunda etapa)

NUBES DE LLUVIA
 
Hoy las nubes han sustituido al Cierzo que ayer fue nuestro compañero de caminata. Sigue soplando, pero como nuestras fuerzas, hoy esta un poco más menguado.
Tras la primera etapa, caímos en los sacos muy pronto, estábamos muy cansados.
Hoy, día 15 de agosto, con todos los pueblos en fiestas, debemos de ser los únicos que nos levantamos a las seis de la mañana para caminar.
Un zumo, dulces y un café y a la carretera, que la etapa es dura y larga, nada menos que 45 kilómetros. Estamos conjurados para hacerla antes de las cinco de la tarde, así que a caminar y a buen ritmo. Casi cinco kilómetros por hora, lo que para los que no estamos acostumbrados es un buen paso.
Mientras los “machacas”, aquellos que devoran la carretera con El Negro y nuestro buen amigo Abduolaye al frente, caminan impasibles y frescos como si nada los perturbara.
Los “abuelos de la Marcha” seguimos el ritmo como podemos. Las paradas para refrescarnos y tomar un bocado o un dulce se agradecen.
Ontinar, Almudevar, y otros muchos pueblos nos saludan a nuestro paso. Vamos recibiendo los ánimos de cuantos nos cruzamos por el camino. Incluso nuestro querido Canfranero nos da un toque largo y sentido cuando nos divisa.
Esto va tomando color, la gente nos reconoce y nosotros nos sentimos agradecidos ante sus saludos y los deseos de unas felices etapas y una venturosa llegada a Bruselas.
Vale la pena hacer todo esto.
Ya distinguimos Huesca en el horizonte, quedan pocos kilómetros, pero son los más duros. El Negro nos anima, Damaso se repone de sus dolores en los pies, Adolfo sigue como si nada, pero todos ansiamos llegar de una vez. Ya son muchas horas, mucho calor y algunas ampollas que van haciendo mella en nuestro cuerpo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres